Periodista

Descifrando a Joan Herrera

herreramaduenook.jpg_lite0

Cuando la porcelana fina mostraba más grietas y fue necesaria la intervención de la Asamblea y Òmnium para enderezar de nuevo la unidad, el líder de Iniciativa, Joan Herrera, sorprendió conocidos y desconocidos anunciando su negativa a votar el nuevo formato del 9 de noviembre. El contexto era propicio para una declaración de desaire, la consulta restaba suspendida, los partidos pro consulta se movían entre la desobediencia, la suspensión y la peripecia política para hacer algo el día 9. Finalmente, triunfó la última opción. Por amor propio, como muestra de dignidad: “nadie nos impedirá votar”.

La reacción de Madrid a la suspensión y el nuevo formato fue visto con una perspectiva victoriosa. Con afirmaciones tan curiosas como “que no se vote (el 9 de noviembre) es una victoria de la democracia” o “no hay referéndum porque España es una democracia avanzada”. Camacho y Rajoy, respectivamente, se mostraban muy contentos: “una noticia excelente”. Mientras tanto, desde Catalunya, seguíamos mirando el nueve 9N como un plato de degustación que al principio no te acaba de convencer pero que a la primera cata encuentras que no está mal. En este contexto, Herrera veía como el sector más partidario del derecho a decidir de su partido no estaba dispuesto a perder la oportunidad de formar parte de este momento histórico. ¿Cómo podía ser que ICV-EUiA no estuviera en un acto de reafirmación democrática?

Quién sabe si el foco sobre la contabilidad B de Bárcenas tiene alguna relación. Vete a saber si la imputación de Acebes, la detención de Granados en la operación Púnica o, incluso, si las palabras del marido de Teresa Romero exculpando a su mujer de la crisis del Ébola han influido. El caso es que el ejecutivo de Rajoy de repente ha decidido utilizar toda la maquinaria del Estado para impugnar una votación que ellos mismos desdeñaban, movimiento al cual Joan Herrera responde: “queremos que haya una gran movilización, de resistencia, porque entendemos que el futuro del país sólo se puede decidir en una consulta”. Añade, “hace falta una respuesta unitaria y multitudinaria para el 9N, pero sin dar por amortizada la consulta”.

En una canción parodia del programa ‘Polonia’ el presidente Mas se preguntaba: “qué votan los verdes?”. Pero la pregunta correcta seria, qué quiere Joan Herrera? Quien fue la gran oposición de CiU durante la etapa de más recortates quiere votar, pero ha pecado de gesticulación partidista cuando la porcelana se agrietó. Este proceso necesita a ICV-EUiA.

Close
Benvingut a joansole.cat
També em pots seguir a les xarxes socials