Periodista

El movimiento de Duran

13833900479837

En mayo, un compañero periodista me comentó lo siguiente: “hay un movimiento nuevo, de cara vieja, que prepara el terreno para lanzarse”. La propuesta política iría mucho más allá del proceso soberanista, no tenía previsto tener fecha de caducidad a corto plazo. ¿Ideología? Ya la veríamos. ¿Intenciones? Ser transversal. Muy pocas pistas, pero muchas ideas y dudas al respecto.

Casualidad o no, a partir de finales de junio empezó a redactarse la cronología de un titular que tenía a Duran i Lleida como protagonista: ‘Duran llama a forjar un “gran movimiento” de centro que aglutine sensibilidades diferentes’. Un mes después, el 21 de julio, se materializa lo que podía ser un simple titular. Duran deja el cargo de secretario general de CiU, una decisión que confesó haber tomado “un mes y dos días antes” en una reunión con Artur Mas. Cuatro días más tarde, pone en marcha la toma de contactos para refundar el espacio político de centro en Catalunya. Asegura, a principios de agosto, que nunca dejará Unió a pesar de estar impulsando un movimiento nuevo. En septiembre, el proyecto tiene nombre y fecha, ‘Catalunya al centre’ y celebrará su primera conferencia política en noviembre. Hoy, Duran reclama adhesiones a su alternativa.

Movimiento nuevo, cara vieja

Duran i Lleida, escogido como diputado al Congreso en las elecciones del año 1982, 1986, 1989, 2004, 2008 y 2011 sería la cara conocida y visible de este movimiento nuevo de inspiración demócrata cristiana y que recoge afirmaciones, del mismo Duran, como que “la política institucional está totalmente desprestigiada”, “la política está exageradamente marcada por los mercados” o que los representantes públicos son “incapaces de resolver con eficacia” los problemas.

Puede un hombre que fue diputado de la II, III, IV, VIII, IX y X legislaturas y lleva más de treinta años en activo en la política responder a estas afirmaciones? La tendencia política-social actual es receptiva a nuevas organizaciones y nuevos actores, la apuesta de Duran responde a una regeneración propia más que a una regeneración política en líneas generales. Descolocado por el contexto, es posible que el líder de Unió esté buscando lo que en su momento Miquel Roca creía haber encontrado con el Partido Reformista Democrático.

Close
Benvingut a joansole.cat
També em pots seguir a les xarxes socials