Periodista

La bolita de Rajoy

Decía Platón que la masa popular es un animal esclavo de sus pasiones e intereses pasajeros, confiarle el poder es aceptar la tiranía de un ser incapaz de la menor reflexión y rigor. Cuando esta escoge un magistrado, lo hace por sus calidades oratorias en particular. El resultado de esto son unas asambleas llenas de opiniones subjetivas y de contradicciones e inconsistencias.

El otro día un buen compañero de oficio me hacía un comentario que iba en la misma línea, hasta qué punto escogemos nuestros líderes por su presencia y oratoria? Mariano Rajoy en su discurso en el debate del estado de la nación hizo gala de un discurso positivo y triunfando que en cierta medida asustaba. La hemeroteca provoca la sensación, antes de las elecciones generales, el presidente aparecía en dos portadas de El Mundo. En una afirmaba: “cuando gobierne bajará el paro” delante de gente haciendo cola en la oficina de empleo. En la otra: “arreglaremos la economía en dos años” acompañado de cinco personas que procuran representar diferentes sectores sociales. Afirmar que de aquí al 2019 se crearán tres millones de puestos de trabajo es muy peligroso.

La bolita

Un buen truco de magia, o la esencia de una estafa, se basa en mantener el foco de atención en un elemento no protagonista o tener un compañero que participa sin conocimiento de los otros. Cuando Rajoy enseña la bolita de los tres millones de puestos de trabajo que creará y lo esconde bajo el vaso, redirige el foco de atención hacia su desconfianza en los “remedios mágicos” de otras fuerzas políticas.

Fijaos en la bolita, con los tres millones de puestos de trabajo para el 2019 y las promesas del año 2011. En el cuarto trimestre del año 2011, Rajoy se instala a la Moncloa con una Encuesta de la Población Activa que refleja 5.287.300 de parados, dos años después, el plazo que él afirmaba, el número de parados es de 5.935.600. ¿Damos más margen? Al cuarto trimestre del 2014, la cifra es de 5.457.700. ¿Dónde está la bolita? En los tres millones de puestos que promete. ¿El truco? Un gobierno que no sabe hacer frente al reto de crear puestos de trabajo durante una legislatura y promete 3.000.000 en cuatro años.

La crónica de este gobierno es la narración de un truco de magia espectacular, el fin de la crisis que pregonaron se ha materializado con una subida de impuestos, abaratar los despidos, tocar las pensiones el sistema educativo y la sanidad, hacer creer que el recibo de la luz no se encarece cuando la factura cada vez es más difícil de leer y con la inversión de fondos públicos en entidades bancarias. Las elecciones del 2015 pondrán a prueba la teoría de Platón.

 

Close
Benvingut a joansole.cat
També em pots seguir a les xarxes socials